• Elsie Kudo

Reencuentros musicales: ¿añoranza del pasado?



Mi etapa teenager sucedió en los 90’s, y sin duda alguna ha sido de mis mejores épocas. Me enamoraba mucho más intensamente que hoy, mis problemas económicos se reducían a saber con cuánto dinero contaba para el fin de semana, estudiaba un poquito para algún examen -sí, poquito-, planeaba mis vacaciones y lo demás era, simplemente, pasármela bien.

Los viernes había que ir a patinar a “La Pista” de hielo de San Jerónimo, los sábados eran de tardeada en Lady O, y así todos los días de la semana noventera tenían su programa. En la pista de hielo yo era instructora y les daba clases a niños, lo que me hacía un tanto cool para el momento.

Miraba con ojos de admiración a los DJ’s que convertían el lugar en “disco pista”. Dos de ellos fueron muy importantes para mí; uno que tocaba los éxitos del momento en inglés y español (como Mercurio, Ragazzi, UB40, The Fugees, 4 Non Blonds, Soul Asylum etc…), y otro que era un poquito más alternativo. Creo que gracias a él conocí a Van Halen, Smashing Pumpkins, Peter Gabriel, Duran Duran, etc. En fin, puedo decir que estos dos personajes tuvieron mucho que ver en mi educación musical, y por ende en el soundtrack de mi vida, lo que les da un lugar clave en mi historia porque la música siempre ha sido el hilo conductor de mis momentos importantes.

Ahora, eso no significa que quisiera regresar y vivir ese momento siempre, y esto es algo que me llama mucho la atención de la industria musical actual. ¡Hay demasiados reencuentros musicales! Algunos de ellos son muy valiosos y manejan una calidad impresionante. Los grupos realmente se preocupan por darle un refresh a su música y buscan a los mejores ingenieros, músicos y productores. Es decir, le presentan a sus fans la esencia de lo que era el grupo hace veinte años, pero enriquecida con propuesta.

Por otro lado, están los grupos que no le echan nada de ganas: no proponen nada de valor, no han evolucionado, y si no repiten su vestuario de hace 20 años es porque no les queda, si no, júrenlo que sí se lo pondrían.

Supongo que hacen estos reencuentros por que funcionan y hay gente dispuesta a comprar entradas para ver esos shows. Entonces, me pregunto ¿qué pasó con mi generación? ¿Nos deprimimos por que extrañamos nuestras vidas de antes, o simplemente nos dejó de interesar seguir alimentando el soundrack de nuestras vidas?


#Música #90s

CONTÁCTANOS

Temístocles 34, Polanco, México, CDMX

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
OUR BROCHURE

© 2017 Diseño por P&I  ı    Somos partners de: